miércoles, 26 de octubre de 2011

Allí estaré yo...por Ana Gómez

Mi ventana está entreabierta,
el viento al pasar susurra palabras a mi oido
me dice muy dulcemente: "contigo estaré siempre"
Con algo de incredulidad pregunté a esa voz que llegó sin avisar...¿ Dónde, Cómo?

Una pausa casi interminable, precede a la respuesta que mi alma estremece:


"Cada véz que veas una rosa florecer y un nuevo amanecer...Allí estaré yo,
  cuando ahogues en lágrimas tus penas y ya no corra sangre por tus venas...
 Allí estaré yo, cuando alcances tus más grandes anhelos y tus enemigos te señalen
 con el dedo...Allí estaré yo; en cada palpitar de tu corazón, en tu mente y tu razón,
 donde menos lo sospeches...Justo allí estaré yo..."