lunes, 21 de noviembre de 2011

La rosa Mayor por María Auxiliadora Álvarez



Entonces dejaron de llegar las rosas
y ya no hubo aroma
sobre el mundo
las rosas empezaron a cuidar de sí mismas
dijeron:
ya basta de tanto trajinar
descansemos
Guardemos nuestros trajes
los velos de agua
las sandalias de espinas
¿adónde quedó la tapa del perfume?
con las prisas los carmines
se mezclaron con los oros
ordenemos esto:
aquí el color                      allá el rocío
descansemos
de afanes innecesarios
la rosa mayor solo presiente.