martes, 1 de noviembre de 2011

Ausente de presencia, pero no de sentimientos por Ana gómez



Darte rosas es hermoso,
saber que nunca las olerás duele.
Pensarte es alusinate,
no verte es desesperante...