martes, 6 de julio de 2010

Adios


Los latidos de tu corazón retumban en mis oídos, no quiero alejarme de ti pero llega la hora de partir. Me dices: "La soledad no es buena compañera". Pero no puedo oírte, el llanto ahoga las palabras, nos separamos lentamente y con pesar despega un beso en el aire de mis labios a tu corazón.

"Ya es hora"- Nos interrumpen, por mi mente pasan esos lindos recuerdos que pasamos juntos, doy vuelta y al andar me doy cuenta que nunca te voy a olvidar.