martes, 2 de noviembre de 2010

Me acuerdo de ti.



Me acuerdo de ti hoy en la lluvia y escapa de mis labios una carcajada igual a la de aquella vez, ¿Recuerdas?

      Me gusta recordarte justo como antes tú eras, aunque ahora estés tan lejos. Tanto creía que esto no me pasaría pero siento el vacío en aumento cada día.

      Ya ni me lees, ni me escribes, ni me llamas entonces que me pasa que me pongo a recordarte con cada día como este, lluvioso, húmedo y lleno de nubes negras.

      Me gustas y mucho, ahora mismo me veo atravesar el aeropuerto y no puedo evitar pensar, que te fuiste… sin avisar.