viernes, 31 de enero de 2014

Llena de Él por Giovanna Mangione


Hoy desperté agradecida con Dios, con lagrimas en los ojos, llenos de amor, llenos de Él. Me siento mujer virtuosa, llena de vida, llena de gozo y de paz. Cuando alzo mis ojos a los cielos, cuanto puedo sentir de aquel viento en mi piel. Y aunque se que al estirarme no podré tocarle, lo siento en todas partes.