miércoles, 3 de agosto de 2011

Franz Kafka

En un tiempo no podía comprender por qué no recibía respuesta
a mi pregunta, hoy no puedo comprender cómo pude estar
engañado hasta el extremo de preguntar. Pero no es que me
engañase, preguntaba solamente


Franz Kafka